LICHI

El Lichi es una fruta originaria de china, de cultivo y consumo extendido por todas las zonas subtropicales. Es un potente antioxidante.

Características

El Lichi tiene una apariencia semejante a la uva, tanto en tamaño como en textura, pero está cubierto por una piel muy dura y rugosa y rojiza. Su pulpa es de color blanco con un sabor muy dulce y contiene un hueso en el centro.

Beneficios y propiedades

  • Posee un alto contenido en vitamina C, cubriendo las necesidades diarias. Es ideal para aquellas personas que no toleran los cítricos.
  • Contienen altos niveles de potasio y magnesio y bajos niveles de sodio.
  • Ayuda al sistema inmunológico debido a la vitamina B y ácido fólico que aporta.
  • Proporciona una gran cantidad de fibra, que ayuda a mantener una buena salud intestinal.
  • Es un potente antioxidante y ayuda a luchar contra el colesterol.
  • Previene el cáncer debido a su alto nivel en polifenoles.

Conservación

En el refrigerador puede durar varias semanas.

El color de la piel nos indica su grado de maduración, teniendo un color rojizo cuando está fresco y según va madurando adquiere un color marrón y su piel se vuelve más dura.

Preparación

La principal forma de consumir el lichi es fresco, ya que se podrá saborear al completo su dulce sabor y aroma. Para ello se pela el lichi con la ayuda de un cuchillo haciendo un pequeño corte en su piel, facilitando el pelado de la fruta.

Otros usos que se puede dar a los lichis son en ensaladas y en macedonias, platos a los que aporta un toque dulce.